9 sept. 2012

Reinventando la receta de las magdalenas de mamá...

Voy a tener que empezar nuevos voluntarios y voluntarias para catar mis cupcakes... ¡Mi padre va a aborrecer mis pequeñas delicias! Pero la culpa es toda suya... Siempre tiene que meter la zarpa y probar alguno, o más de uno y claro, así no puede estar prácticamente todos los días.

Me comentó que quería comer unas magdalenas normales, magdalenas, de las de toda la vida... Pero como yo, de cocinera tradicional tengo poco, y siempre que me meto en la cocina, la lío...  Hice magdalenas, si, pero a mi manera, y ¡está encantado!


La receta es la que utilizaba mi madre para hacer bizcocho y magdalenas y seguro que todo el mundo la conoce... ¡La que se hace con las medidas del vasito de yogur! La cuestión es que yo he adaptado la receta a mis gustos...
En vez de yogur natural, utilicé un yogur de azúcar de caña que venden en Lidl. Se ha convertido en mi favorito. Está muy bueno y el punto dulzón no se puede comparar con ningún otro. Además, el pack de 8 yogures vale cerca de 1,10 €. O sea que, ¡muy recomendable!


Por otro lado, el azúcar. Mi madre siempre le ponía azúcar blanco y yo, soy una firme defensora del azúcar moreno. Aporta más dulzor, es más natural y además, engorda menos. A mí me gusta mucho y casi siempre utilizo azúcar moreno antes que blanco.
Este que aparece en la imagen es azúcar moreno más suave y más rubio que los demás. El paquete ronda los 2€ y pesa 500g.



Me gusta mucho utilizar la marca Tate & Lyle, puesto que pertenece a la línea "Fairtrade" o Comercio Justo.  Con esa iniciativa se busca un comercio más equitativo entre productor y consumidor. Y además, de todas las marcas de azúcar que he probado, es la que más me gusta.
Y en concreto esta variedad hace que al abrir el paquete, huela toda la cocina a caña de azúcar. Está muy rico. Para bizcochos, yogures... lo que sea. Yo se lo pongo a la leche, al café, al mojito y a todo lo que se me ocurre...


Os dejo la receta. Tened en cuenta que la medida siempre será el vasito del yogur, que son 125g.

Magdalenas "morenas"
Ingredientes
3 huevos
1 yogur con azúcar de caña (Lidl)
1 medida de aceite de oliva suave (podéis utilizar aceite de girasol)
2 medidas de azúcar moreno
3 medidas de harina de trigo (podéis utilizarla integral)
1 cucharadita y media de levadura química
Ralladura de limón o naranja

Elaboración
Precalentamos el horno a 170ºC y colocamos las cápsulas en el molde.
Tamizamos la harina y la levadura. Este paso no es necesario, pero yo siempre lo hago. Queda la masa más fina y esponjosa. Y si queréis utilizar harina integral para hacerlas, os quedarán más morenas y están buenísimas igualmente!
Batimos los huevos con el azúcar hasta tener una masa bastante líquida y dorada. Añadimos el aceite y seguimos batiendo. Agregamos la harina tamizada con la levadura. Yo la agrego en dos veces y batiendo a potencia mínima. Después cuando está toda agregada, batimos un par de minutos más a máxima potencia.
Ponemos la masa en el molde y llevamos al horno unos 25 minutos.
Para sacarlas del horno, dejarlas 5 minutos dentro con el horno apagado y la puerta entreabierta y luego sacarlas a una rejilla.
Para conservarlas mantenerlas en un recipiente tapadas con un trapo. Yo las tengo en la cesta de la foto con un trapo por encima y están maravillosas. Muchos mejor al día siguiente que el mismo día de hacerlas.


Y para despedir el post os dejo esta imagen. Me arrancó una gran sonrisa y la he colgado en mi habitación. Me parece genial y un regalo muy gracioso para alguna ocasión especial.
Ayyyyyyyyy! Si en el fondo, soy una ñoña!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por hacer crecer mi blog con tu comentario. ¡Los leo todos y también contesto a ellos! ¡Mil gracias por visitarme y escribir aquí!