20 ene. 2014

Clafoutis de fresas

Después de unos días de enero algo caóticos, vuelvo a publicar los lunes como lo hacía siempre.

Hoy os traigo una tarta típica de Francia que se suele hacer con cerezas. Tiene una textura que recuerda a la tarta de queso y de sabor, incluso a las tortitas.

¿Conocéis el clafoutis?


Esta tarta la he visto sobretodo en fechas más veraniegas. Pero a mí, me parece una tarta para comer en estas fechas.

Se come tibia, cuando la fruta está tierna, y yo en verano sería incapaz de probarla si no está acabada de sacar de la nevera.

Y aunque ahora también la haya comido fría, me gusta mucho más para ahora que para julio.


La receta original es de Yaiza, de ¡Qué cosa tan dulce!.

Recuerdo con especial cariño que fue una de mis primeras seguidoras y siempre he querido probar recetas de su blog.

Es un blog estupendo. Si no lo conocéis, tenéis que daros una vueltecilla.

Por eso, cuando me dijeron que tenía que hacer un postre, pero preferiblemente sin chocolate, se me vino a la cabeza su clafoutis de cereza y aquí está mi versión.

Y aunque mis fotos estén a años luz de las suyas, con cariño bloguero he querido hasta poner las cucharas emulando las que puso ella en su blog.


Clafoutis de fresas (con la receta de ¡Qué cosa tan dulce!)

Ingredientes: 
40g de mantequilla derretida
125g de azúcar
4 huevos L
350g de leche
125g de harina
60g de harina de almendra (he utilizado almendra molida y tamizada)
1 cucharadita de extracto de vainilla
500g de fresas (la receta original es con cerezas)

Elaboración:
Engrasar el molde que vayamos a utilizar y poner dentro la fruta escogida y colocadita.
Batir los huevos con el azúcar, la mantequilla derretida, la leche y la vainilla.
Cuando tengamos una mezcla homogénea, podemos ir añadiendo la harina normal y la de almendras poco a poco.
Dejaremos de batir cuando no haya grumos.
Vertemos la mezcla sobre las fresas y horneamos, en un horno precalentado a 180º, durante unos 40 minutos más o menos.
Pincharemos con un palillo para saber si está listo.
Lo dejamos enfríar en una rejilla y cuando esté tibio o totalmente frío nos lo podemos comer.





Además, si antes de servirla, le echáis un poquito de azúcar glas por encima, está aún mejor.


Por cierto, pronto empezaré una nueva sección en el blog.

He visto que las rutas para comer cupcakes, macarons o con lugares para visitar son los que más visitas tienen, así que voy a hacer un listado con pastelerías, panaderías, tiendas bonitas, bares, restaurantes o todo lo que se me ocurra que os pueda gustar y los iré subiendo poco a poco.

Aún no tengo clara la frecuencia, pero si el primer lugar. Una pastelería muy famosa de Barcelona, con escuela de cocina propia. ¿Alguien sabe de que hablo?

Y sin más, me despido. Muchos besos para todos y ¡hasta la próxima!

3 comentarios:

  1. Qué bien te ha quedado ese clafoutis Sheyla! Y de fresas, con lo que me gustan las fresas! Muchas gracias por las palabras tan bonitas que me has dedicado en este post, creo que hasta me he puesto un poco colorada con tanto piropo. Eres un amor!
    Besos!
    Pd: soy de tus primeras seguidoras y seguiré al pie del cañón por mucho tiempo más, eh!

    ResponderEliminar
  2. Las palabras merecidísimas! Y el clafoutis, maravilloso!
    Un beso muy grande y mil gracias por rt, compartir en fb y contestar! Así da gusto hacer recetas tuyas! jajaja

    ResponderEliminar
  3. Sheyla, te ha quedado estupendo, me encantan las fresas. Si la receta es de Yaiza, entonces tiene que estar buenísimo, conmigo siempre tiene comentarios muy cariñosos también, es un encanto, verdad?. Las fotos son muy chulas. Un besico y feliz semana.

    ResponderEliminar

Gracias por hacer crecer mi blog con tu comentario. ¡Los leo todos y también contesto a ellos! ¡Mil gracias por visitarme y escribir aquí!