11 jun. 2014

Gofres, la merienda perfecta

No sé en vuestra zona, pero aquí en Barcelona, el horno es mejor tenerlo apagado. Pero, tozuda que soy yo, que cuando quiero algo, tengo que hacerlo, aquí están mis primeros gofres caseros.


Y diréis, pero vamos a ver, si hace calor no enciendas el horno. Come helados, hazte algo fresquito. Pues no, doña cabezona quería estrenar los moldes para gofre que me tocaron en el sorteo de Marina, de The Sweetest Taste y Lidl. 


Además, nunca había hecho gofres y la experiencia me ha gustado y al final, no he pasado apenas calor. Claro, me fui de la cocina y lo dejé todo súper abierto, pero el horno encendido y mis gofres dentro.

La receta (que es de Lekué, por cierto) es muy básica y la hemos acompañado con mi inseparable nutella y la amada nata montada que tanto le gusta a Román.


Además, esta vez me ganó en gordura y se comió dos y la mitad de otro. No suele ser lo normal, pero me hace muy feliz que engorde conmigo. Él y cualquiera. Aquí la cuestión es que la gente engorde conmigo y no sea yo la única que acaba como un bicho bola inmenso en la playa.

Gofres al horno

Ingredientes para 8 gofres:
110g de mantequilla
3 huevos
4 cucharadas soperas de azúcar
410ml de leche
240g de harina
2 cucharaditas de levadura química
1/4 de cucharadita de sal

Elaboración:
Precalentamos el horno a 220ºC con calor arriba y abajo.
Fundimos la mantequilla.
Batimos los huevos con la leche y el azúcar.
Incorporamos la mantequilla que habíamos fundido anteriormente y batimos muy bien.
Agregamos la harina, la sal y la levadura poco a poco hasta que esté la mezcla bien integrada.
Colocamos los moldes en la bandeja del horno sobre papel vegetal y llenamos con la mezcla hasta el borde.
Horneamos unos 12 minutos o hasta que veamos que estén dorados y sacamos y damos la vuelta, retirando así el molde.
Esperamos 5 minutos más y podemos degustar.
También podemos espolvorear un poco de azúcar por encima al darles la vuelta.



Por cierto, os dije que publicaría el viernes y se me pasó por completo. Así que, el viernes si que si, publico, aunque vuelva a publicar el domingo con Blogger Traveller.

No pasa nada, os atosigaré un poquito, pero quiero que lo veáis.

¡Un beso grande!







4 comentarios:

  1. Ja, ja, es verdad, que engorden con nosotras, que si no.... Qué pinta tienen, yo también tengo ganas de estrenar unos moldes, así que me apunto la receta. A mi me gustan con nata y chocolate, y tú con tu inseparable nutella, ja, ja. Yo el viernes ya no publico, hasta Blogger Traveller nada, pero me pasaré si puedo a verte el viernes y el domingo. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Estupendos gofres!!Me encantan!!Y con chocolate mejor aun!! =) Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pedazo de merienda Sheyla!!! Me los estoy imaginando con una bola de helado de chocolate y babeo!!
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por hacer crecer mi blog con tu comentario. ¡Los leo todos y también contesto a ellos! ¡Mil gracias por visitarme y escribir aquí!