21 ene. 2015

Coca de magdalena de chocolate con crumble

Enero es el mes de los buenos propósitos y las dietas. Casi todo el mundo se plantea nuevos retos que suelen tener que ver con la dieta.

Mi propósito es seguir disfrutando de comer dulce tal y como lo hago hasta ahora... Por eso, ¡hoy toca coca de chocolate!

La coca de magdalena de chocolate es uno de los bizcochos de Turris que más me gusta. 

Turris, es la panadería de Xavier Barriga y la receta viene en su último libro y es la primera que he querido hacer.

El libro me lo regaló Román estas pasadas navidades y la verdad que lo he llenado de post it con todas las recetas que quiero hacer.

Al igual que los anteriores de Pan y Bollería, este sobre Cocas es igual de bueno.


La receta es sencilla, gustosa y perfecta para tomar con un café o un buen vaso de leche. 

En mi opinión es un bizcocho para mojar y comerte medio de un suspiro, ya que no es nada empalagoso aunque sea de chocolate.


Coca de magdalena con crumble de chocolate

Ingredientes para la coca:
125g de huevo
150g de azúcar
60ml de leche
190ml de aceite de oliva suave
210g de harina
25g de cacao en polvo
75g de chocolate de cobertura
10g de levadura química
Un pellizco de sal

Elaboración:
Batimos los huevos con el azúcar y seguidamente añadimos muy poco a poco, primero la leche y después el aceite.
Tamizamos el cacao, la harina y la levadura y lo incorporamos a la mezcla junto con el pellizco de sal.
Fundimos el chocolate y lo agregamos a la masa batiendo hasta que esté bien integrado.
Tapamos la mezcla con film y refrigeramos mínimo 1 hora.
Pasado este tiempo, mezclamos de nuevo la masa y la colocamos en los molde con el crumble por encima.
Horneamos a 210ºC con calor arriba y abajo durante 25 minutos más o menos.

Ingredientes para el crumble:
90g de azúcar moreno
60g de mantequilla
70g de harina de almendra
60g de harina
15 de cacao en polvo
1 pellizco de levadura química
1 pellizco de sal

Elaboración:
Cortamos la mantequilla fría en daditos y la mezclamos con el azúcar moreno.
Añadimos el resto de los ingredientes hasta formar una pasta grumosa.
Podemos guardar en la nevera o el congelador hasta que lo utilicemos.






Es una receta fácil y que está muy rica. La diferencia de un mejor o peor sabor vendrá dada por el cacao que utilicemos. Yo generalmente, lo compro a granel en una tienda de las de toda la vida y está mucho más bueno que cualquiera que puedas comprar en el supermercado.


Espero que os haya gustado. ¡Nos vemos el miércoles con más recetas aptas para los que no hacen dieta!

3 comentarios:

  1. hehehe jo sóc de les que vol fer una mica de dieta, però només ho intento, perquè no ho aconsegueixo! M'agrada massa tot el que és dolç i si ara mateix tingués un tros d'aquesta coca al davant, no m'hi podria resistir! :P Que bona!

    Un petonet guapa!

    ResponderEliminar
  2. Buah! yo he leído lo de crumble de chocolate y creo que se me ha nublado la vista de la emoción...Menuda pinta tiene esa coca Sheyla!! Me pido un cachito para la merienda de hoy.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Que pintaaaa!! Mi propósito para este año había sido llevar una buena dieta sin muchos dulces... pero al final se ha quedado solo en eso, en un propósito, porque de cumplirlo nada!! jeje. Y es que a postres como este que nos traes no hay quien se resista! Bss

    ResponderEliminar

Gracias por hacer crecer mi blog con tu comentario. ¡Los leo todos y también contesto a ellos! ¡Mil gracias por visitarme y escribir aquí!