15 abr. 2015

Preparar leche de avena casera

Soy de esas personas que no perdona el vasito de leche diario. Leche de vaca, claro. Pero viendo las muchas ventajas que tienen las leches de origen vegetal y buscando otros sabores, empecé a probarlas. Sin duda, la que más me gusta es la de avena, y si es casera, mejor que mejor.



La leche de avena que comercializan se hace a base de agua y copos de avena. Por tanto, se puede hacer en casa.

Con los copos de avena suaves que me llegaron en la Degustabox de este mes, decidí que debía probar a hacer esta leche en casa. Desde luego, el sabor es muy parecido (incluso mejor) y el precio, mucho menor.

Mi amiga Paula me tentó diciéndome que ella se la preparaba en casa, y yo, que soy muy atrevida me puse a buscar a ver qué encontraba.

El blog Danza de Fogones es genial para veganos e intolerantes y desde luego, muchas de sus recetas son saludables y muy buenas.

La receta de esta leche de avena casera está extraída de allí, pero modificada, puesto que yo no he utilizado higos.


Quizá el proceso os resulte laborioso, aunque no es para tanto. Eso si, el resultado es genial y merece la pena, desde luego.

Leche de avena casera

Ingredientes para un litro:
40g de copos de avena suave Kölln
Agua para cubrir los copos
1 litro de agua
Un poquito de extracto de vainilla, sirope de agave o stevia.

Elaboración:
Colocamos los copos en un recipiente y añadimos agua hasta cubrirlos. En las fotos lo podéis ver bien. Dejamos reposar toda la noche.
Al día siguiente, trituramos la avena junto al agua y la vainilla, incluso sirope de agave, o stevia.
Dejamos reposar una hora más o menos.
Pasado este tiempo, colamos con un colador muy fino o incluso con uno de tela dos ó tres veces hasta que no queden restos de avena.






Como véis es muy sencillo y ya os digo que los resultados son muy buenos. Desde luego que no compraré más leche de avena si me la puedo hacer yo misma en casa.


Y por cierto, si queréis probar la Degustabox, podéis recibirla el primer mes a 9,99€ en vez de 14,99 gastos de envío incluidos, utilizando el código HWQ7R.

También podéis seguir a Degustabox en Twitter y Facebook

Vuelvo el próximo miércoles con más y mejor. ¡Muchos besos a todos!

3 comentarios:

  1. Sheyla, qué rica esta leche, tiene muy buena pinta. Yo también sigo ese blog, como mi hermana es vegana, me vienen muy bien muchas recetas. Me tengo que animar con esta leche, porque siempre tomo de soja. Un besico y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Qué casualidad! Hoy mismo con las Mujeres en Marcha (el grupo abierto de mujeres que vamos a caminar 1 vez al mes) hemos estado hablando de la leche de avena y del hecho que se podía hace en casa. No teníamos receta. Pues ahora si.;) La pruebo y te digo como me ha salido. ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Sheyla!
    Probé hace un par de días a hacer esta receta, y, la verdad, el sabor está bien, pero de textura se me ha quedado muuuuy suaaaave. De este suave con un puntillo desagradable que al final te da asquillo. ¿Es normal? No se me da bien la cocina, pero esta receta no parecía tener mucho misterio y la gente dice siempre que queda mejor que la comprada. Además, en cuanto la dejo en reposo unos minutilllos se va lo consistente al fondo y se queda lo demás como suero. ¿Alguna idea?
    Mil gracias ^^

    ResponderEliminar

Gracias por hacer crecer mi blog con tu comentario. ¡Los leo todos y también contesto a ellos! ¡Mil gracias por visitarme y escribir aquí!